Archivo

Posts Tagged ‘aspirantes a rector de la Universidad Veracruzana’

Van cinco tras la Rectoría de la UV

Jorge Morales
Xalapa
Comienza la carrera en la máxima casa de estudios del estado.

Comienza la carrera en la máxima casa de estudios del estado.

En agosto del año próximo el rector de la Universidad Veracruzana (UV), Raúl Arias Lovillo, culminará su segundo periodo en la Máxima Casa de Estudios, pero desde ahora la lista de aspirantes a sucederlo ha comenzado a definirse.

Entre los aspirantes figuran tres funcionarios: Víctor Aguilar Pizarro, secretario de Administración y Finanzas; el secretario académico, Porfirio Carrillo Castilla; y la secretaria de Rectoría, Leticia Rodríguez Audirac. También sobresale el caso del director de la Facultad de Derecho, Manlio Fabio Casarín León, y el diputado local priista, líder de la Federación Estatal de Sindicatos y Asociaciones del Personal Académico de la UV, Enrique Levet Gorozpe.

No se descarta que el número crezca, con nombres que se apunten en la recta final, como el del investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales, Alberto Olvera Rivera, quien es mencionado entre algunos sectores y forma parte del círculo cercano al rector de la UV.

Elección de notables

En el caso de la UV, la elección del próximo rector recaerá en un grupo de notables integrados a la denominada Junta de Gobierno, conformada por académicos de alto prestigio no sólo de Veracruz, sino del país.

Se espera que entre mayo o junio éstos emitan la convocatoria y finalmente, en agosto, a partir del análisis de las propuestas y programas de trabajo que presente cada aspirante, se elija “al mejor”, que tomará posesión en el mes de septiembre.

Meritocracia

El secretario académico de la UV, Porfirio Carillo, toma con humor la mención de su nombre como uno de los aspirantes a la Rectoría de la institución.

Entrevistado por El Heraldo de Xalapa, el segundo funcionario en importancia de la Máxima Casa de Estudios, sólo después del rector, dice: “Agradezco mucho a quienes mencionan mi nombre, pero soy un secretario académico” y “estoy concentradísimo en esa tarea”.

No obstante, evita descartarse de la lista y aventura que sea quien sea el próximo rector,  debe ser  producto de la “meritocracia académica”.

“Si tú eres doctor puedes acceder al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), si eres SNI, puedes subir en el SNI, si eres maestro Promep puedes subir en la escala, lo que la sociedad sabe y va a privilegiar es la capacidad de los logros académicos y esos ni se adelantan, discuten, ni grillan, la comunidad sabe quiénes son sus líderes académicos y eso va a impulsar la universidad”.

Cuestionado sobre si estaría en condiciones para realizar alguna campaña interna rumbo a la rectoría, expresa: “adelantarse o retrasarse en hacer campañas, no comparto estas ideas. En una universidad la meritocracia debe ir adelante”.

Ser mujer, indistinto para llegar a rectoría

Para Leticia Audirac, secretaria particular de Rectoría, su condición de mujer no le da ninguna ventaja o desventaja para llegar a ese cargo.  Funcionaria de bajo perfil, pero de gran poder en la universidad, por su estrecho contacto con las áreas académicas y estudiantiles, rechaza que producto de la “alternancia” en la cada vez más creciente participación de la mujer en la vida pública, le conceda alguna ventaja frente a los aspirantes varones.

“Eso no tiene ninguna relevancia”, zanja.

En todo caso, considera “normal” y “natural” la mención de su nombre.

“Me parece normal que aparezca mi nombre como una de las posibilidades, sin embargo, seguimos comprometidos con las tareas para concluir la gestión y esa es la preocupación más grande”.

A pregunta de si aspira al cargo, responde: “más adelante habremos de mirar hacia este tema”.

La funcionaria tampoco descarta que el número de aspirantes pueda crecer el año entrante, una vez que se vaya acercando la fecha de la sucesión:

“No sólo un pequeño grupo de personas son los que tienen posibilidades, hay muchos académicos con un perfil sólido e importante que podrían aspirar”, dice.

El perfil de un abogado Manlio Fabio Cazarín León, director de la facultad de Derecho de la UV, es otro los mencionados en la lista de aspirantes a la rectoría de la institución.

Académico de prestigio, admite que la rectoría no está descartada como objetivo.

“Para mí resulta una gran distinción que se pueda hacer esa mención de mi nombre, pero el proceso de selección del rector es un tema que tendríamos que valorar para el siguiente año, en términos de una convocatoria y la reglamentación”.

“En este momento no podría decirlo con certeza, porque el tema fundamental es empeñarnos en concretar proyectos pendientes”, refiere, sobre la agenda de reformas curriculares que afronta la facultad de Derecho, una de las áreas más grandes y complejas de la UV.

Cazarín León incluso describe el perfil de quien pudiera suceder al hoy rector, Raúl Arias Lovillo:

“El próximo rector o rectora, debe darle continuidad a ese proyecto de modernización, de proyección institucional, que se ha venido realizando desde hace tiempo y eso requiere de una indudable compenetración y arraigo no sólo de estudiantes, profesores sino también de los trabajadores, pues el ejercicio de transitar hacia una universidad moderna debe ser producto de un gran diálogo, de ajustes, cambios y reformas que redunden  en la mayor eficacia y eficiencia de lo que hacemos”.

Cuestionado sobre la posibilidad de influencias externas a la UV e incluso políticas, en la definición del próximo rector, minimiza el riesgo, si bien advierte que quien ocupe la rectoría debe ser alguien que “tenga la camiseta bien puesta, con el compromiso de la enseñanza y la formación de estudiantes”.

Aunado a estos personajes, otros que ya se han anotado en la lista de sucesores, son el secretario de Finanzas, Víctor Aguilar Pizarro, quien pese a su poco contacto con la comunidad universitaria, ocupa una posición clave y estratégica, además de ser un hombre de la mayor confianza del hoy rector, y de su antecesor, Víctor Arredondo Alvarez.

Finalmente, también figura el nombre del líder sindical de la Fesapauv, Enrique Levet Gorozpe, hoy en día diputado local por el PRI. El legislador declina hablar sobre el tema, pero no se descarta de la lista. “No es momento de hablar de esto”, confía.

- ¿Se dice que usted tiene un impedimento (por su filiación política)?

- Que yo sepa no tengo ningún impedimento, en ninguna parte de la ley.-, responde, lacónico.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.